Avancemos

avancemos.jpeg

La oración, la fe y los sacramentos no están pasados de moda.

Si nuestros abuelos volvieran a nacer, incluso los padres de los que ahora somos abuelos volvieran a la vida actual, no entenderían nada, no  sabrían utilizar los medios que actualmente disponemos. Ellos tenían otros, quizás mejores.

El periódico y las revistas están desapareciendo. Los teléfonos son cada vez más sofisticados. La comunicación es online, apenas nos  tratamos personalmente. Las cartas  llegan a nuestro buzón esporádicamente . Hasta la enseñanza, será por Skype en un futuro próximo. Todo cambia. Todo progresa. ¿Seguro? ¿ Nos estamos despersonalizando? ¿ La tecnología es buena o dañina?

Es difícil contestar a esas preguntas, lo haré  desde mi experiencia. El agua es buena, pero si te sumerges en el océano y no puedes respirar, evidentemente te ahogas.

Avanzamos cuando la tecnología, las comunicaciones y los medios que disponemos los utilizamos para hacer el bien, para mejorar. Cuando las personas intentan superarse, conocerse mejor a sí mismas y emplean su tiempo en aprender, entonces avanzamos.

La educación en valores,  el afán de superación, el esfuerzo y la constancia, son prioritarias e indispensables en la educación de los niños y jóvenes. Si damos más importancia al éxito inmediato, a la competitividad y al dinero, estaremos fracasando.

La oración, la fe y los sacramentos no están pasados de moda. Hablar con los jóvenes y los niños de ello, que aprendan el Evangelio, reflexionemos con ellos, es indispensable para su formación espiritual. Ellos entienden y reflexionan mejor de lo que creemos. Dejarles a su albedrío decisiones y actitudes ante la vida sin informarles de sus consecuencias es muy irresponsable por nuestra parte.

Pidámosle a Dios que nos ayude a progresar.

 Oración del progreso.

Señor, te pedimos que nuestro teléfono sea para escuchar a los demás y si lo utilizamos para hablar, nunca digamos palabras que hieran, sino que consuelen, que el ordenador sirva para escribir historias, que hablen de ayuda, de amor, que no relaten envidias ni rencores,  las lentillas sean el medio para ver mejor  el atardecer que nos regalas cada día, no los fallos de los que me rodean, que nuestro coche lleve y traiga todo aquello que pueda ayudar a soportar el peso y el cansancio de los que lo llevan a su espalda.

Señor que la televisión sea capaz de captar los paisajes, las ciudades y las buenas gentes que  forman el universo que has creado, olvidando las miserias, las angustias, que hemos conseguido los hombres, procuraremos que  las fotos digitales reflejan la sonrisa de los niños, la alegría de los jóvenes, no dejes que salgan oscuras y movidas, con imágenes de dolor y sufrimiento y  accedemos a Internet  para comunicarnos con el mundo, para aprender de otras culturas, enviando mensajes de aliento. Aprendamos a utilizar las redes sociales para comunicarnos y animarnos a ser mejores.

Si nos enseñas a utilizar estos medios que la ciencia nos ha dado, para conseguir un mundo mejor, entonces sí que habremos progresado.

Fuente: Catholic.Net  

Imagen: http://imagenes.catholic.net/imagenes_db/6c76c5_20.jpg